Protestan plan de vacunas de la Asociación Pacto Wesleyano

Translate Page

Claves:

• La Asociación Pacto Wesleyano anunció planes para recaudar fondos y con ellos pagar los gastos de viaje de los/as delegados/as a la Conferencia General, provenientes de África, Eurasia y Filipinas y que tengan acceso a las vacunas.

• Sin embargo, algunos/as obispos/as metodistas unidos/as y otros/as líderes de la iglesia cuestionan la ética de un plan que no pretende servir a la comunidad en su conjunto, pues dicen que el esfuerzo lleva las marcas del colonialismo.

• La agencia misionera metodista unida ha establecido un avance para recaudar fondos para ayudar a distribuir vacunas en todo el mundo.


Los/as obispos/as metodistas unidos/as y otros/as líderes han hecho sonar las alarmas sobre el plan de un grupo destinado a ayudar a algunos/as delegados/as a la Conferencia General, a obtener acceso a las vacunas contra el COVID-19.

El 7 de enero, la Asociación Pacto Wesleyano anunció que ella y otros grupos teológicamente conservadores de ideas afines están recaudando fondos para pagar los gastos de viaje de los/as delegados/as a la Conferencia General, provenientes de África, Eurasia y Filipinas y para que puedan vacunarse.

En un comunicado emitido el 18 de enero, tres obispos metodistas unidos objetaron que el plan tiene el único propósito de ayudar a ciertos/as delegados/as a asistir a la asamblea legislativa más importante de la denominación, en lugar de ayudar a la comunidad en su conjunto.

“Ofrecer vacunas a los/as delegados/as a la Conferencia General o cubrir el costo del viaje de los/as delegados/as a lugares donde pueden vacunarse no es una expresión de equidad en las vacunas; más bien parece un intento de beneficiar a aquellos/as a quienes necesitan que esten presentes para lograr un proposito determinado” dijo la declaración de los/as obispos/as.

El plan tiene “todas las marcas del colonialismo” y las tácticas de divide y vencerás que sembraron las semillas del caos en África, dijeron los/as obispos/as firmantes de la declaración: Eben Nhiwatiwa de Zimbabue, Harald Rückert de Alemania y Rodolfo “Rudy” Juan del área de Davao en Filipinas. Los tres ocupan puestos de liderazgo entre los/as obispos/as compañeros/as en las conferencias centrales: las regiones de la denominación en África, Europa y Filipinas.

El 19 de enero, el comité ejecutivo del Concilio de Obispos/as emitió una declaración en apoyo de los tres obispos: "Apoyamos a nuestros colegas de la conferencia central e instamos a todos/as a leer su carta y escuchar sus preocupaciones. Estos asuntos impactan a toda la iglesia y socavan la integridad del trabajo de los/as delegados/as a la Conferencia General" dice el comunicado.

Juan dijo que los/as metodistas unidos/as filipinos/as han recibido la declaración de los/as obispos/as con alegría: “Están agradecidos/as con el liderazgo de la conferencia central por salir valientemente con una posición colectiva contra la intervención ‘colonial’ de la WCA”.

Líderes de la Comisión de la Conferencia General, el organismo responsable de organizar la reunión internacional, también tienen múltiples preocupaciones éticas. "La comisión sigue comprometida con la salud y la seguridad de todos/as los/as participantes y seguirá tomando decisiones en consecuencia" dijeron los líderes a Noticias MU en un correo electrónico conjunto.

El Rev. Keith Boyette, presidente de la Asociación Pacto Wesleyano, dijo a Noticias MU que el objetivo principal de su grupo es ayudar a que la Conferencia General pospuesta dos veces, se realice este año, y la clave para ello es cumplir con el requisito de los Estados Unidos de que las personas que ingresan a al país, estén completamente vacunadas con las vacunas aprobadas por la Organización Mundial de la Salud.

Gobiernos de todo el mundo están distribuyendo las vacunas a clínicas y hospitales de forma gratuita. Boyette dijo que la iniciativa de la WCA es desembolsar fondos para cubrir el costo del viaje, alojamiento y comida a los/as delegados/as, para que reciban las dos vacunas en clínicas administradas por el gobierno. Los/as delegados/as deben proporcionar recibos, y Boyette estima que el precio de todo el esfuerzo es de $135.000.

“A través de nuestra iniciativa de acceso a la vacunación, la WCA y otras organizaciones están haciendo todo lo posible para ayudar a fieles metodistas unidos/as de todo el mundo a vacunarse para que puedan estar presentes en la Conferencia General pues su presencia es una cuestión de justicia; sus voces deben ser escuchadas mientras la iglesia considera asuntos muy importantes que impactan sus iglesias locales y sus vidas” dijo Boyette por correo electrónico.

La Asociación Pacto Wesleyano tiene interés en los asuntos que se presentan ante la Conferencia General y en particular, el grupo aboga por el Protocolo de Reconciliación y Gracia a través de la Separación propuesto, un plan muy respaldado para una división denominacional que Boyette ayudó a negociar. Según la propuesta, las iglesias y conferencias que apoyan las restricciones al matrimonio igualitario y la ordenación de clero declarado homosexual, pueden votar para separarse quedándose con la propiedad de la iglesia, y formar una nueva denominación tradicionalista. El Protocolo también establece que la nueva denominación reciba $25 millones de La Iglesia Metodista Unida (IMU) que permanecerá.

Iniciativa Metodista Unida en favor de la vacunación

Las personas pueden contribuir al esfuerzo Love Beyond Borders de La Iglesia Metodista Unida para financiar las vacunas COVID-19 en países desatendidos a través de Advance 3022671.

La WCA está trabajando para formar esa nueva denominación tradicionalista, la Iglesia Metodista Global. Sin embargo, se requiere la adopción de la Conferencia General para que el Protocolo avance tal como está escrito.

Inicialmente, la próxima Conferencia General estaba programada para abordar el protocolo y otra legislación en mayo de 2020. Sin embargo, las restricciones causadas por la pandemia como el cierre de lugares y las restricciones de viaje han obligado dos veces a posponer la asamblea legislativa internacional, ahora programada del 29 de agosto al 6 de septiembre en Mineápolis.

La comisión de la Conferencia General ha establecido criterios sobre si ese cronograma puede seguir adelante. La principal de esas guías es que la reunión alcanza un umbral razonable de participación de delegados/as de todo el mundo. Dicho de otra manera, la comisión está de acuerdo en que la reunión no puede involucrar solo a delegados/as estadounidenses. Por ello ha investigado la posibilidad de tomar la iniciativa para garantizar que todos/as los/as delegados/as estén vacunados/as, dijeron los/as líderes a Noticias MU. Pero la investigación del grupo reveló complejidades logísticas, éticas, legales, médicas y financieras que parecen insuperables.

"Como es evidente a través de los datos sobre la variante ómicron actual, centrarse en vacunar a un miembro de una familia, hogar, lugar de trabajo, iglesia u otro grupo sin vacunar a los/as demás miembros del grupo no garantizaría que la persona vacunada tenga la mayor protección contra el virus. Una persona vacunada podría dar positivo por el virus dentro del corto período de tiempo requerido antes de abordar un vuelo. La misma persona también podría ser portadora del virus cuando regrese a casa con los/as miembros no vacunados del hogar o la comunidad" dijeron los/as líderes de la comisión.

Los/as líderes tienen otras preocupaciones sobre los planes de la WCA que incluyen la recopilación de información médica privada del grupo de defensa no oficial y el hecho de que su recaudación de fondos y distribución de recursos no están sujetos a los requisitos de auditoría de La IMU. También se oponen a "la apariencia de influencia percibida o real del voto de los/as delegados/as a la Conferencia General sobre cualquier número de asuntos bajo consideración; interferencia y posible interrupción en los planes de tratamiento médico de los departamentos y ministerios de salud pública existentes; responsabilidad en el caso de un resultado médico adverso o una condición en desarrollo, y la falta de una declaración clara relacionada con el uso de fondos excedentes para obtener visas para los/as no delegados/as ".

El acceso a la vacunación no es el único obstáculo para que la Conferencia General avance, pues muchos/as delegados/as necesitan visas para ingresar a los Estados Unidos y permanecer durante la reunión de nueve días.

Líderes de la comisión dijeron que la pandemia en curso y otras limitaciones dentro del sistema consular de los Estados Unidos han resultado en un mosaico de enfoques por parte de embajadas individuales, que tienen la responsabilidad y la discreción exclusiva de emitir tales visas.

Los/as organizadores/as de la Conferencia General están en conversaciones con el Departamento de Estado de los Estados Unidos, pero eso solo llega hasta cierto punto. “Los tiempos de espera son significativos, y es posible que algunas embajadas ni siquiera estén programando citas debido a la pandemia y el retraso” dijeron los/as líderes de la comisión.

Dos años después, la pandemia continúa causando devastación en todo el mundo, incluidas la muerte de al menos 5,5 millones de personas en todo el mundo.

Los/as líderes de la comisión han optado por trabajar con los esfuerzos metodistas unidos ya existentes para aumentar la vacunación y combatir la enfermedad. La Mesa Conexional de La IMU, un organismo de liderazgo que coordina los ministerios denominacionales, ha promocionado la educación y la equidad en materia de vacunas como una prioridad misional. El Concilio de Obispos/as está apoyando ese esfuerzo.

La Revda. Kennetha Bigham-Tsai, directora de ministerios conexionales de la Mesa Conexional y delegada a la Conferencia General, dijo que los/as líderes denominacionales ven este trabajo principalmente como educación y defensa de la salud global.

El obispo del área nórdico-báltica Christian Alsted, presidente de la Mesa Conexional, expresó un sentimiento similar: “Jesús nos llamó a cuidar de los/as más pequeños/as. Hacer que las vacunas estén disponibles en todo el mundo y recibir vacunas cuando sea posible, es una simple cuestión de obediencia al llamado de Cristo y una expresión tangible de amor al prójimo, y mucho más importante que nuestras propias luchas internas en la iglesia”.

La Junta Gneral de Ministerios Globales (GBGM) de La Iglesia Metodista Unida, la agencia de misiones de la denominación, ha establecidoen fondo Love Beyond Borders Advance, el cual apoya a UNICEF en su papel de liderazgo en la adquisición y suministro de vacunas. UNICEF lidera la alianza COVAX, que trabaja con los gobiernos para distribuir vacunas en países de bajos ingresos. En menos de tres meses, los/as metodistas unidos/as han contribuido con alrededor de $240.000 a Love Beyond Borders Advance.

“Desde el comienzo de la pandemia a principios de 2020, Ministerios Globales ha trabajado para reducir la propagación del COVID-19 y minimizar sus impactos negativos” dijo Roland Fernandes, el máximo ejecutivo de la agencia. Hasta el momento, la agencia ha distribuido 330 subvenciones por más de $4,5 millones a socios en 57 países. “Las subvenciones proporcionaron equipos de PPE, alimentos, asistencia en efectivo, estaciones para lavarse las manos y kits de higiene a iglesias y organizaciones sin fines de lucro que respondían a las necesidades de la comunidad” dijo Fernandes.

Si bien Boyette dijo que espera que las congregaciones de la WCA apoyen el Avance Metodista Unido para las vacunas, no vio un papel para que la WCA motive a las personas a vacunarse, incluso entre sus miembros. “La WCA no tiene la experiencia para asesorar a las personas sobre asuntos de atención médica, por lo que confiamos en que nuestros/as amigos/as y miembros están tomando sus propias decisiones informadas con respecto a su atención médica” dijo y agregó que la WCA se opondría a cualquier mandato de la comisión de la Conferencia General de que todas las personas que asistan a la reunión sean vacunadas. Dijo que el grupo cree que sería inapropiado imponer requisitos que no están en el Libro de Disciplina, el libro de leyes de la denominación. “Esta iniciativa se enfoca únicamente en un requisito de viaje impuesto por el gobierno de los Estados Unidos, no por la iglesia” dijo Boyette.

Para apoyar la iniciativa, la WCA se acercó a otros grupos de defensa en todo el espectro teológico, incluida la Red de Ministerios de Reconciliación, grupo que apoya la igualdad de las personas LGBTQ en la vida de la iglesia.

“Al igual que muchos en La IMU, la Red de Ministerios de Reconciliación espera con ansias el potencial que tiene la próxima Conferencia General para finalmente eliminar el lenguaje discriminatorio contra las personas LGBTQ+ de nuestra Disciplina. Sin embargo, nuestra prioridad en este momento es apoyar la salud y la seguridad global de manera equitativa y centrarnos en los esfuerzos de nuestra denominación para ese fin” dijo Jan Lawrence, directora ejecutiva del grupo, a Noticias MU.

Suscríbase a nuestro nuevo boletín electrónico en español y portugués UMCOMtigo

¿Le gusta lo que está leyendo y quiere ver más? Regístrese para recibir nuestro nuevo boletín electrónico UMCOMtigo, un resumen semanal en español y portugués, con noticias, recursos y eventos importantes en la vida de La Iglesia Metodista Unida. 

¡Manténgase informado/a!

La Coalición Ama a tu Prójimo, que incluye grupos de defensa no oficiales, así como grupos raciales y étnicos metodistas unidos oficiales, también emitió el 19 de enero un comunicado haciéndose eco de muchas de las preocupaciones de los/as obispos/as sobre la iniciativa de la WCA.

Simon Mafunda, coordinador de África para la WCA y delegado a la Conferencia General por el este de Zimbabue, dijo que el grupo está abordando la necesidad de que los/as delegados/as lleguen a las ciudades donde se distribuyen las inyecciones que salvan vidas. “Hemos identificado que algunos/as delegados/as enfrentan desafíos de transporte, pues los sitios de vacunación pueden estar lejos y nos hemos ofrecido a ayudarlos a llegar allí” dijo.

“Es muy importante que los/as delegados/as se vacunen antes de la Conferencia General, pues no es justo que quienes no pueden acceder a las vacunas estén en desventaja, ya que tienen que tomar decisiones clave en la CG 2022” dijo.

Sin embargo, algunos/as delegados/as africanos/as dicen que el acceso a las vacunas no es su necesidad más apremiante. George K. Weagba, delegado por la Conferencia de Liberia, dijo que la mayoría de los/as delegados/as de su conferencia ya están completamente vacunados/as, y que sería mejor financiar las pruebas de COVID para los/as delegados/as africanos/as en los diversos puntos de partida y entrada: “El dinero para realizar las pruebas de coronavirus será el problema desafiante que enfrentaremos la mayoría de nosotros en África”.

George D. Wilson Jr. otro delegado de Liberia, dijo que la otra gran necesidad son las visas.

Jefferson Knight, un compañero delegado de Liberia, dijo que si la WCA quiere proporcionar fondos para los/as delegados/as, el grupo “también debería permitir que los/as miembros de nuestra familia que viajarán a la Conferencia General se beneficien de las vacunas”.

En su declaración criticando a la WCA, los obispos enfatizaron que tienen perspectivas muy diferentes sobre temas relacionados con la sexualidad humana. “Pero de común acuerdo, nos mantenemos unidos por la cohesión y la unidad de nuestra amada IMU y no seremos disuadidos de vernos unos/as a otros/as como hermanos y hermanas en la iglesia” dice la declaración de los obispos.

 

* Hahn es asistente al editor de noticias para Noticias MU. E Julu Swen en Liberia, Eveline Chikwanah en Zimbabue y Chadrack Tambwe Londe en la República Democrática del Congo contribuyeron con este reportaje. Puede llamar a Hahn al (615) 742-5470 o escribirle a newsdesk@umcom.org. Para leer más noticias metodistas unidas, ideas e inspiración para el ministerio suscríbase gratis al UMCOMtigo.

** Leonor Yanez es traductora independiente. Puede escribirle a IMU Hispana-Latina @umcom.org

Iglesia Local
Miembros de la Iglesia Metodista Unida (IMU) San Pablo en Lakeland, Tennessee, representan la Natividad en 2020 y planean celebrar su servicio de Nochebuena al aire libre frente al establo y el pesebre este año. Las iglesias continúan siendo creativas para encontrar formas de celebrar el nacimiento de Cristo y mantener a las personas seguras durante el segundo año de la pandemia de COVID-19. Foto cortesía de la IMU San Pablo.

Reviviendo la alegría navideña en tiempos difíciles

En este segundo año de la pandemia, las iglesias metodistas unidas se están volviendo creativas para ayudar a las personas a experimentar el nacimiento de Cristo y la luz pura de su amor.
Misión
Miembros de la Iglesia Metodista Unida (IMU) San Pablo en Lakeland, Tennessee, representan la Natividad en 2020 y planean celebrar su servicio de Nochebuena al aire libre frente al establo y el pesebre este año. Las iglesias continúan siendo creativas para encontrar formas de celebrar el nacimiento de Cristo y mantener a las personas seguras durante el segundo año de la pandemia de COVID-19. Foto cortesía de la IMU San Pablo.

Iglesias brindan apoyo ante la creciente necesidad durante el Adviento

Muchas congregaciones y organizaciones sin fines de lucro en los EE. UU. están intensificando sus esfuerzos para ayudar a las personas de bajos ingresos, afectadas por la inflación y la escasez de viviendas asequibles.
Agencias Generales
En su reunión de otoño de 2021, la junta del Consejo General de Finanzas y Administración hizo más recortes en la partida presupuestaria denominacional propuesta para la próxima Conferencia General. Frente a la pandemia y la esperada división denominacional, la junta propone recortar el presupuesto en aproximadamente un tercio a partir de 2023. Foto de Mikern, cortesía de Pixabay.

Desafiliación de iglesias y COVID provocan fuertes recortes presupuestarios

Los líderes financieros metodistas unidos están tratando de estimar lo que significan una división de la iglesia propuesta y una pandemia en curso para el resultado final de la denominación.